jueves, 7 de enero de 2010

TE VEO

vivir vestido de color azul y que el suelo se ilumine a cada paso. ser uno más dentro de la tribu, una energía renovable con trenzas en el pelo y un arco y flechas venenosas, entender el mundo y no entenderlo porque tú eres el mundo y lo que quiero decir no es sólo eso de que ahora estás aquí sino que eres el aquí y eres el ahora y que eres la parte necesaria para el todo y no una isla como dice Hugh Grant en Un Gran Chico, como quiere ser Hugh Grant, con su cafetera y su tostadora y su microondas y su audi tt y su sonrisa y sus tías follables de quita y pon.

hoy he visto AVATAR y hoy he vuelto a nacer, hoy muevo las piernas, hoy no puedo tocar el ladrillo ni el pomo de la puerta sin sentir que se me eriza el vello, sin sentir que formo parte de algo, que todo es una luz pequeña y un sonido, todo desprende un olor característico, un olor propio, todo está compuesto de partes que me miran y me quieren decir algo.

de pronto no quiero vivir en una ciudad, no quiero formar parte de Manhattan ni de Málaga no quiero entrar en un café y abrir mi MacBook Air, no quiero mirarme en el espejo y afeitarme y ponerme una camiseta y una chaqueta y una chapa de House y una chapa que dice PEDO y una chapa que dice PIS y unas deportivas Nike. no quiero ser eso que vive y se alimenta dentro de un montón de pisos, espacios de x metros cuadrados pintados de color blanco, verde o gris y con dibujos colgando de las paredes y una taza de porcelana para cagar y mear y tirar las lentejas que se echan a perder, un espacio de x metros cuadrados sobre otro espacio de lo mismo y así uno y otro repetido hasta 40, 60, 100 metros de altura con o sin ascensor. sólo sé que hay alguien ahí porque oigo la tele del vecino, oigo un ladrido o una voz, pero no conozco a nadie ni siquiera sé quién cojones es el presidente de mi comunidad, una comunidad de vecinos es algo que me da vergüenza, no somos comunidad ni somos nada, no estamos conectados, nacemos y morimos sin sabernos, sin lamentarnos, le doy la mano a alguien y digo qué tal, encantado, y en realidad me da igual cómo te llamas porque dentro de 4 segundos ya te he olvidado, ya te he desconocido. ya estás muerto.

soy una isla, soy un especimen, soy una parte demasiado separada, partida, desmembrada, el agua me resvala, el sol no me calienta, tengo el teléfono apagado, sólo me interesa el campanario que alcanzo a ver desde mi ventana. pero después de ver esta película, de pronto, quiero ser natural, quiero ser puro, quiero vivir en la selva y cazar con cervatana, con arco y flechas, rezar una oración cada vez que mate un cocodrilo, necesito huir de los tejidos caros y de la ropa interior, quiero ser parte de la tribu, decir hermano, decir hermana, alzar los brazos y cantar para que llueva.

ya no quiero ser más yo, sólo quiero entrar dentro del círculo, conectarme con el mundo y saber que por fin lo que era hace 9000 años vuelve a ser dentro de mí igual que lo es dentro de ti, no hay diferencia entre tú y yo, todos salimos del mismo agujero, de la misma carne, del mismo metal, somos parte de la tabla periódica que nos hace crecer y que nos permirte leer blogs y decir hola. y digo hola, eso eres tú. TE VEO.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Caca, culo, pedo pis.

Anónimo dijo...

el agua me res/b/v/b/ala

Mili dijo...

Bienvenido al Mundo de los Seres...Humanos :)


Mili