domingo, 26 de julio de 2009

mi vida en rosa

Mucha gente quiere que actualice mi blog, me ven por la calle, me saludan, me dicen eh, a ver cuándo actualizas, escribe algo nuevo, y yo, sí, sí, dentro de poco, es que no tengo tiempo, y es mentira, sí que tengo tiempo, pero no tengo ganas, al menos, no tengo ganas cuando sí tengo tiempo, es decir, que o tengo tiempo o tengo ganas, pero las dos cosas a la vez no, salvo hoy, salvo ahora. Ahora, después de tomarme un café solo con hielo he pedido una tónica en la cafetería de la fnac y resulta que tengo tiempo y ganas de escribir (en mi ojo derecho). Quiero comprarme un Mini, y creo que finalmente me lo compraré, pero de segunda mano, es rojo y blanco, muy bonito, me pega, me queda bien, va con mi carácter, con mi estética, con mis deportivas Puma. También va con la morena que tengo ahora mismo al lado, en la barra (estoy sentado en la barra, no en una mesa), tiene aparato corrector en los dientes lo que hace que me excite mucho más, las uñas de los pies pintadas de rojo, cosa que en realidad me la suda, lo importante es la camiseta blanca de tirantes y los pantalones bombachos por debajo de las rodillas y las chanclitas de goma, sí, está buena, con un Mini y esta chica al lado iría a cualquier parte de la península sin casi repostar, brum, brum, aceleraría en las curvas porque quiero vivir la vida a tope y subiría el volumen de la música para no oír el sonido de mi respiración. Ayer, no, el otro día, hace dos o tres semanas, me dieron los resultados de mis análisis de sangre, tengo colesterol, triglicéridos y transaminasas, los tengo un poco más altos de lo normal, primero me acojoné, luego el médico me dijo que no pasaba nada, que dejara el alcohol, y me cuidara un poco más, pero mi psicoterapeuta dice que no, que eso de cuidarse un poco más no, que me cuide mucho y bien, que adquiera un compromiso de una puta vez conmigo mismo y que haga deporte. Lo del compromiso es uno de mis puntos débiles. Me cuesta. Me da miedo. Si no me comprometo con nada, no fracasaré en nada. Pero ya he empezado a comer mejor, más lechuguita, más frutita, hoy he ido a correr por la mañana, algunos días voy a nadar, aunque esto es poca cosa, pero es un comienzo, lo importante es mantenerlo. Ahora me duele mucho la cabeza, esto es por correr con todo el solazo, y por las cervicales. Hace dos días compré un cómic: Mi vida mal dibujada, de Gipi, lo recomendaba un amigo en facebook, leí luego la crítica en un blog, e inmediatamente lo compré, y lo leí ese mismo día. Maravilloso. Es como este ojo derecho, pero en cómic, y muy bien dibujado. Me gusta tanto este tipo de cómic, del que ya he leído algunos otros, por ejemplo, Shenzen de Guy Delisle, Mis circunstancias, de Lewis Trondheim, etc, un tipo de cómic autbiográfico, en el que el autor nos dibuja y nos cuenta su vida, como un blog, como un diario, digo que me gusta tanto, que me he propuesto intentar algo parecido, con mis limitaciones obvias, pero bueno, que lo voy a intentar. Confesaré que yo siempre he dibujado bien, bastante bien, aunque era algo tan fácil para mí que no suponía ningún esfuerzo, ningún reto, por eso me dediqué a escribir como forma de expresarme artísticamente, porque esto era difícil, dibujar, pintar, pan comido, pérdida de tiempo, gayola hecha a la primera de cambio y sin pensar. Mis profesores, todos, me decían que estudiara bellas artes, en clase siempre era el mejor en educación plástica, (bueno, en el cole había un niño hijo de puta que dibujaba mejor que yo, mil veces mejor que yo, se llamaba David Avades, y era lo único que hacía bien, porque en el resto de cosas era un fracasado, al menos, así lo veía yo en el colegio, pero dibujaba que te morías, en un plis plas dibujaba a robocop haciéndole una mamada a un tío en pelotas, nos reíamos y luego hacía una bola con el papel y lo tiraba a la papelera. Sin que se diera cuenta, sin que nadie me viera, yo rescataba ese papel y lo guardaba, luego en casa copiaba el dibujo, aprendía de él, y odiaba a David por hacer tan fácil lo que para mí era jodidamente difícil. El era Mozart, yo Salieri, me pregunto qué será de él, seguro que le va bien, que no fuera buen estudiante no quiere decir nada, este tío tenía un don para las artes plásticas, y no sólo para eso ahora que lo pienso, también para la música. Los dos teníamos un órgano eléctrico, uno de esos teclados Casio pequeñitos con el que tocabas el “cumpleaños feliz” y el “noche de paz noche de amor” y cosas así, pues el muy cabrón siempre llegaba a clase con una canción nueva que había sacado por el oído, al menos eso decía él, y ahora que… con lo hijoputa que era seguro que tenía partituras en su casa, se las aprendía y luego venía fardando, no me extrañaría nada, pero el caso es que yo no era capaz de nada de eso, mi único consuelo era ver como hacía el ridículo cuando el profesor entregaba las notas y él sólo aprobaba plástica y gimnasia y yo aprobaba todas. Consuelo efímero. Yo quería dibujar como este cabrón). Y después de este enorme paréntesis, diré que ayer compré un bloc de dibujo, algunos rotuladores y otro cómic nuevo. Estas vacaciones empezaré a dibujar de nuevo, aunque tengo un problema, todo el tiempo que dedique a dibujar es tiempo que no dedico a escribir, y todos sabemos cuánto necesito mejorar en la escritura, como para dedicarme a otras cosas. Al final, ni escritor, ni dibujante, ni librero, ni hostias. Yo solo con un Mini por las carreteras del norte de la península en busca de morenas con aparato corrector en los dientes.

4 comentarios:

El literato morboso dijo...

Menuda perra que estás hecha. A ver, 3 cositas: 1.- Vale que no te dé la gana actualizar el blog (naturlamente, yo no soy el más indicado para decirle a nadie que actualice su blog), pero, joder, ¿qué tal si ponemos la letrita un poquito más grandecita, zorra? 2.- Ya en un comentario de no me acuerdo que entrada de tu blog, te dije precisamente éso: "Tío, tu lo que tenías que hacer es hacer una especie de diario en comic", así que no me robes mis ideas sobre lo que debes hacer con tus impulsos artísticos. 3.- Si te pusiste a escribir y no a dibujar, era sencillamente porque siempre ta ha gustado (te ha llenado) más escribir que dibujar, independientemente de lo que se te diera mejor o peor, porque vamos aver, ¿por el hecho de dársete bien ligotear ya vas a dejar de hacerlo?, pues no, joder, como eso te gusta y se te da bien, te retroalimentas y vuelves a ligotear con más morenas con corrector en los dientes. Pues éso, mierda, y cosas por el estilo. Abrazos, perra.

magui dijo...

A mí me pasa algo parecido con el tiempo y las ganas, que no suelen coincidir. Por eso, entre otras cosas, cerré mi blog. Tomo nota de los comics autobiográficos, autoprosaicos, autodesdibujados. En mi caso, fue mi propia hermana quien me eclipsó en esto de la pintura y yo, poco a poco, me fui rindiendo ante su evidente superioridad artística. Eso sí, siempre me quedará que soy morena y llevo aparato en los piños, jajaja. Aunque nunca me he pintado las uñas de los pies. Y los triglicéridos siempre los tengo bajos. No más de 50 mg/dL.

Un saludo desde Mañoland, Manuel.

PD: ¿Qué tal fue el encuentro con el amigo J.? ;)

Anónimo dijo...

querida perraca, que yo no he ligoteado con ninguna morena con aparato, sólo dije que estaba buena, pero nada más, y lo de escribir o dibujar, lo cierto es que no sé qué me llena más, quizá me llene más escribir porque me cuesta más y me parece que tiene más valor. Y tal vez, sí, haré una especie de diario en cómic, pero he de volver a soltar la muñeca, y no es fácil.

Querida Magui, qué alegría más grande leerte por estos lugares, me tenéis abandonado, tú y J. no sé más nada de J., fue una gran sorpresa verle en la presentación, le reconocí muy rápido, jo, por qué no quedamos un día los tres?, yo ahora estoy en Madrid, mañana me voy pero vuelvo el sábado. Le dejé mi movil, creo, no me acuerdo, pero vamos, que a ver si quedamos de una puta vez, que ya está bien. Me hizo mucha ilusión ver a J. en persona, pero había taaaaaanta gente, yo estaba un poco colapsado, no podía dedicarle tiempo a nadie. Jo, me sentí hasta importante.
Un beso enorme!!
así que pintas, o ya lo has dejado definitivamente?

DTB

magui dijo...

Qué bien lo de la presentación, me lo contó J. e hizo una foto de la dedicatoria que nos escribiste, jajaja!! Ya ves que frikazos semos... estás seguro de querer conocernos?? Bueno, bueno, allá tú... El Sr. J. está ahora de vacaciones recorriendo terras galegas y después tiene previsto Bruselas (qué suertaza tienen algunos), pero más adelante sí podemos quedar un finde en Madrid, si nos haces un "huequico" en tu agenda (que se note que somos maños). En fin, mientras tanto te seguiremos leyendo. Encantados.

PD: ¿Cómo conociste a J.? ¿Algún código secreto entre los Mac-adictos??