jueves, 2 de abril de 2009

el tercero

3. Con la tele encendida, claro, y tumbado en la cama, con el portátil sobre las piernas y un tazón de cereales en la mesita de noche. Así escribo esto, y con una botella de agua Solán de Cabrás de litro y medio. Hoy he estado reflexionando acerca de lo que supone dejar de ser un crío. Tengo 31 años y pretendo tener 21. Y la vida no es así. La expresión sentar la cabeza no me gusta, pero uno debe evitar volverse loco. No quiero el mismo plan de los últimos 12 años. No quiero tener que dormir con la luz encendida, ni tomar ansiolíticos. No soy capaz, o no me da la gana, de escribir sobre esto. Hoy me he enfrentado a algo nuevo. No tengo ganas de literaturizar. Me prometí no beber más alcohol y cada día me tomo dos cervezas, joder, bueno, hoy entre una heineken y una águila me he tomado una schweppes, aunque luego he ido a un burguer king y he cenado un menú wopper, con e.e. cumings. Resulta que e. e. cumings es un experto en los simpsons, a cualquier circunstancia de la vida le pone una cita de los simpsons, una secuencia, una voz. Ambos pensamos que es una putada que no hagan más temporadas de futurama. Se acabó por hoy, que tengo que leer antes de cerrar los ojos no sea que me acueste de buenas a primeras y desaproveche mi vida.

2 comentarios:

El literato morboso dijo...

Como se nota que has estado leyendo el blog de Alberto Olmos... Aunque él escribía lo menos tres fólios al día. De todas formas, te prefiero a ti... Si tengo que mover hacia abajo la barrita de la derecha del internet explorer para seguir leyendo es que estoy a punto de aburrirme de tanto texto.

PD: ¿En alguna de estas entradas dejarás de describir lo que tienes en la mesa, cama, suelo o donde sea que escribas esa vez?

e.e. cumings dijo...

Pues ahora no se me ocurre ninguna cita de los Simpsons para comentar esto. Qué le vamos a hacer, quizá este terreno es el único que no pisa Groening.

Por cierto, te faltó añadir la Coca-cola Light, esa que nos tomamos después de tres cervezas y que es para que nos den de hostias jaja.

Un abrazo