domingo, 19 de octubre de 2008

BUSCANDO UNA RED WIFI EN LA URBANIZACIÓN

Después de tres capítulos de Sexo en Nueva York (el sexo en Alicante está difícil) y unos raviolis con no sé qué salsa preparados por mi compañera de piso, salgo por los alrededores del campo de golf en busca de una red para poder escribir algo al mundo y publicarlo. Unos raviolis, un vinito en la terraza, bañarse en un mar lleno de algas que se te meten por el culo y en los oídos, una mañana y una sobremesa donde la vida simplemente pasa de largo, te dejas estar, reflexionas acerca de la semana que se ha ido y que casi te mata y te agarras los machos pensando en la que viene. Ahora la brisa me enfría los dedos de los pies, estoy descalzo, casi en pijama, salir a buscar una red wifi de algún vecino con estas pintas no creo que esté bien visto en una urbanización tan pija, uy, o sea, dame el hierro número 5. La semana que se va me la he pasado trabajando 15 horas diarias, con chaqueta y camisa, con corbata, sin corbata, en camiseta sudada, afeitado, sin afeitar, comiendo en Rodilla de cualquier manera y cenando yogures de leche de soja, viviendo rápido y casi sin darme cuenta de que la vida es esto que te pasa cuando no te enteras. La vida también es vivir un domingo y buscar una red wifi para actualizar el blog. ¿Hay alguien ahí? Yo sigo vivo pero tengo el ojo izquierdo más cerrado que el ojo del culo para que no me entren algas. 
Llevo mucho tiempo sin escribir eso que algunos prefieren etiquetar de literatura, que a fin de cuentas, en mi caso consiste en que tardo varios días en escribirlo, a diferencia de lo que ahora escribo, que en 10 minutos me pongo y lo publico en el ojo derecho. No sé si se notará la diferencia, espero que sí. Esto es un ejercicio de calentamiento, algo que me recuerda que apretar teclas es bueno, me hace sentir mejor, aunque a la vez me hace ver lo miserable que soy por conformarme con tan poca cosa. ¿Qué cojones le importará al mundo lo que he comido hoy o por donde ando si lo cuento con tan poca gracia, con tan poca "literatura"? Me gustaría cerrar con una buena frase, pero tengo una cita dentro de cinco minutos y el culo lleno de algas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

verdes prados artificiales alicantinos
oh,dejad que meza mi portátil
en mi regazo rezagado
de respuestas y caricias asintóticas
movimientos espasmódicos a módicos
precios
véndeme, oh, todo al agujero número nueve
desde aquí puedo divisar Creta
y a la policía secreta que segrega
jugos biomedicinales
etcétera dijo su ayudante

jodido vicente luis mora

Elpenor dijo...

Con una mano
ver Sexo en Nueva York
mira qué golf-o...

J. dijo...

es bueno saber de ti aunque las algas pretendan colonizarte (por colón el órgano, no el descubridor)

el wifi es un concepto de la vida, que veo que sigues encontrando entre el green y el birdie, y eso es bueno, al menos sabemos de ti.

la verdad es que se echa de menos algun parpadeo fugaz con el ojo izquierdo, pero no se pueden pedir peras al olmo después de trabajar 15 horas..o equivalentes.

sigue sobreviviendo, suerte en la cita!!

(PD: conoces Dexter?)

Anónimo dijo...

Dexter es cojonudo
heme aquí con vicenta luisa mora
devorando capítulos
cada día

ad hoc