domingo, 26 de octubre de 2008

ABRIENDO EL OJO IZQUIERDO

Tengo miedo de abrir el ojo izquierdo. Me encuentro cómodo en este casi nada del diario íntimo, del blog ocasional y de la anécdota. Un desayuno con Neskuik y magdalenas, los patos del lago artificial, la red wifi que acabo de coger en la terraza, cruzo los dedos, lo de siempre. 

Me cuestiono a mi mismo mientras escucho algo de Philip Glass y tecleo rápido, reflexionar a la carrera no es lo mejor, pensar en uno mientras te pones a escribir, tac tac, antes de que la red wifi que te ampara pase a mejor vida es una forma acelerada de existir, lo que soy, lo que transmito, es cuestión de cobertura.

Lo que está claro es que no hace falta viajar para desplazarse un poco, la vida, mudarse de piso o prepararse unas tostadas y un café con leche de soja, cebar el mate que prepara Teresa antes de irse a la cama, en el sofá. El aburrimiento es una forma de vida que se repite en los bloques de pisos del centro de Madrid, en las urbanizaciones de la playa de San Juan de Alicante, una forma de ver pasar todas esas novias que has tenido, personitas a las que te has follado y has escrito poemas para celebrar que ya ha pasado el primer lunes, el primer mes, poemas de despedida, adiós querida adiós y que te den mucho por culo. 

La vida es subir a un ático cerca de la plaza Tirso de Molina y beber cervezas con una diseñadora de interiores, entrar en una iglesia, estirar el brazo y girar un poco la muñeca para mirar el reloj, cómo pasa el tiempo, un día, dos años. Te levantas, te obligas a decir esto es la vida, lo que ocurre en dos años, lo que ha ocurrido antes, lo que viene después, regar las plantas, cambiar las sábanas, los mensajes en el móvil, ¿quedamos esta tarde? 

Limpiar la casa y desatascar el desagüe de la ducha, apilar libros y cds, pequeños movimientos cotidianos que activan la circulación y la absorción de grasas. 

Para adelgazar hay que vivir y no comer pan en las comidas.

8 comentarios:

J. dijo...

cuando danilo decida deslegañarse, seguro que nos sorprende con alguna visión de patos acañonados por pelotas de golf, o comparando la wifi con el sueldo y su efimero contorno.

¿qué es la vida? un frenesí ;-P
pero hasta en el aburrimiento..si fueramos de sangre fría y desonectáramos en época de descanso, igual nos iba mejor..

un parpadeo y un abrazo

Rain dijo...

De pronto cada ciudad tiene sus puntos lumínicos, entretanto movimiento, repetición de actos, todos los días desplazarse, después de afeitarse, después de desayunar o no, o tomar el bus, observar a la gente o mirarse por dentro, mirar por la ventanilla cómo la ciudad es la mima pero tampoco es idéntica a lo que fue ayer. Y seguir.
La insatisfacción, saber que nada es ideal, pero que puede serlo en un instante. Y no sé. Cómo aprehendemos cada uno nuestras alegrías.
Bah, todo puede sonar a película bonita, pero los matices de la alegría son tan diversos y el horror puede estar en ese lugar por el que pasamos, y ni nos enteramos

o sí.


Manuel, desde mi ciudad lejana te saludo, intentando acercarme por aquí a ti.

Hasta pronto.

Danilo T. Brown dijo...

Hola!!
empiezo a desligarme cada vez más del trabajo, en el sentido de que ya no estoy 15 horas en él, y empiezo a reducirlo a 8. Estoy leyendo cada vez con más interés, lo cual también es bueno. Dentro de poco, (un mes más?) algo querrá salir, lo sé.

Un abrazo a ambos desde aquí, que es allí mismo.

Anónimo dijo...

Me alegro!!! Disfruta un poco mas del mediterráneo..
Oye ¿¿y el concurso al que te presentaste??
Besotes
Clara

Elpenor dijo...

Despierta el ojo,
parece, izquierdo, no,
se queda en casa.

Anónimo dijo...

La sinceridad ante todo.
Quizás estar allí donde no te conoce nadie o la minoria, te hace olvidar todo aquello de lo que no quieres acordarte y si lo recuerdas que sea pensando que es parte de tu pasado.
Seguiré leyendo tu blog.

CDL Castellón dijo...

eeeeeeeeh!!! Saludos de Elenita, Victoria y Priscila tus vecinas de castellón. A ver si acordais una cenita pa´ el grupito de Jose Manuel "El Boss" jejeje. Bueno aquí te dejamos un comentario para que veas que nos acordamos! un beso

Danilo T. Brown dijo...

EEEEEEH
os mando un mail.

Besos.