sábado, 13 de marzo de 2010

se acabó, aunque esto siga

Ojo derecho que nada ves y nada desde luego oyes, ya no me gustas, no te quiero, este es tu fin. Durante un par de años aproximadamente, este ha sido mi diario, pero ya no, me lee “tanta gente” que me corto mucho a la hora de escribir según que cosas (dios, acabo de darme cuenta que estoy rodeado de tías buenas, necesito una paja) por lo que mi blog ha dejado de tener sentido. Es por esto que desde hoy, este ojo derecho será lo que debió ser desde el principio, el contrapunto real del ojo izquierdo, la reflexión en prosa sobre lo que escribo en el ojo izquierdo. Y ya. Mi diario, o lo que mierdas sea o será, se traslada a otra página. No me parece, no es, interesante lo que me ocurre, por lo que ni siquiera aspiro a que tú que lees esto ahora estés interesado en saber cual será, cual es, ese otro blog nuevo donde podré volverme loco sin miedo al que dirán. Sólo unos pocos tendrán acceso a él. Sólo los que no confunden realidad con ficción (o no ficción, léase a Vicente Verdú) podrán leer lo que allí escriba sin odiarme, sin preocuparse, sin llamarme por teléfono para saber qué tal estoy. Sr. Kander, Literato, Odal Orto, Mili. Sed mal hallados.

5 comentarios:

Mili dijo...

Cuanto placer, y un honor al mismo tiempo :)

Literato morboso dijo...

Ahghagahshags... Se me está haciendo la boca agua...

Manolo Arana dijo...

ay, manué, no se te puede decir ná... qué drástico eres. con lo que nos gusta un cotilleo

Manolo Arana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
peter dijo...

como esto sea una paja mental de tu ego para ver cuanta gente te pide que le dejes leer no vuelvo a leerte en mi vida