domingo, 28 de septiembre de 2008

CON LOS PIES ENCIMA DE LA MESA

Pues ya estoy viviendo en Alicante. Anoche dormí por primera vez en lo que va a ser mi hogar durante, por lo menos y si todo sale bien, el próximo año. Resulta que dios existe y además de oír los patos que hay en el lago del campo del golf que hay al lado de mi jardín, desde el salón cojo una red wifi de un tal Thomson, que imagino será un inglés de 55 años aficionado al golf, empresario, que viste polo azul y pantalón caqui y tiene la dentadura blanqueada. Imagino que vive en el piso de arriba y consulta su cuenta de correo los días festivos. Estoy sentado en el sofá con los pies encima de la mesa, he dejado abierta la puerta de la terraza que da al campo de golf, oigo el chapotear de los patos y los swing de los aficionados. Tenía pensado comprarme un chirimbolo de esos de Vodafone para tener internet en mi portátil, pero si Thomson sigue así, creo que disfrutaré de internet gratis hasta que el cuerpo aguante. Me he traído 190 libros, acabo de contarlos, están bien colocados en el mueble del salón, frente al sofá, son tan pocos que sólo tengo libros buenos (esto me dijo Elpenor que lo dijo Borges refiriéndose a la biblioteca de casa de sus padres, creo). También he traído unos cuantos cds (poca música clásica, no me ha dado tiempo a seleccionarlos bien, tengo algo de Bach y Mozart, el resto, cosas modernas) y algunas películas (todas las temporadas de Sexo en Nueva York, la trilogía de El señor de los Anillos, todo Rocky, Alien, Star Wars, Matrix, El Padrino, algo de Wong Kar Wai, Woody Allen... en total cerca de 100 películas. No sé si leeré todos los libros que he traído, si escucharé todos los cds o si veré todas las películas, pero está claro que necesito tenerlos delante para no sentirme tan solo, tan ajeno, tan otro. Este piso está muy limpio, ahora tengo que planchar un montón de ropa y colocar cada cosa en un lugar, su lugar, su cajón, su percha, su armario de la cocina. Hay que darle un sentido a todo esto, las cosas huelen de otra forma, los sonidos son diferentes y yo no sé qué va a ser de mí en todo este tiempo. Empezaré por escribir. En cuanto me centre en el trabajo y se vaya abriendo mi ojo izquierdo al mar, me centraré en dar forma a mi segundo libro. Escribir es una de las pocas cosas que me hacen creer que soy un ser humano que no tira su vida a la basura. Pero me refiero a escribir desde mi ojo izquierdo, todo esto del ojo derecho no es muy distinto a darle con un palo a una pelota de golf.

8 comentarios:

rain dijo...

DTB, me detuve en esa rotunda afirmación tuya: sentir que no tiras a la basura tu vida porque esCribes. Y si quieres, escribirás -o ¿ya lo escribiste?- un segundo libro.

¿El sentido de la vida que no marca será ese? porque imagínate, unos somos mamás, papás y al tener un hijo, le damos o intentamos darle lo mejor de lo que somos. Sin que sea forzado.
Hay una intención por ser mejores, unas ganas auténticas de ser mejores. Es bárbaro :)
Pero escribiendo, es diferente, no es cuestión esencialmente ética, creo. Pero te lleva la vida, la marca. Es un sentido distinto. Y no sé, si eso tiene que ver con interpelarse: si acaso uno quisiera dejar todo y dedicarse sólo a escribir. Que no se trate de ser héroes. Pero no sé, o quizás uno no quiere saber lo que al final debería hacer y de todas maneras, creo que siempre quedan posibilidades.

Las dificultades no matan el deseo de hacer lo que a uno le da vida. Pueden limitarte pero hasta cierto punto a menos que uno sea un esclavo del trabajo en un centro laboral o un padre totalizado en su función paterna, por ejm. Es quer este rollo a mí me inquieta: porque cuando la frustración llena a al guien, no creo que sea edificante para hacerle un buen padre.
Quiero creer, que como le pasaba a Raymond Carver, siempre tenía espacio, tiempo sacado al propio tiempo, para hacer lo que quería. Escribir cuentos.

Creo que sí.
Vamos, que mi comment/rollo se me fue,

Un gran salute DTB :)

J. dijo...

estoy con Rain.
La vida no se mide en número de libros escritos, aunque ayuda tener objetivos y metas.

Las cosas materiales acompañan, ya que al menos, su espacio ocupan..

por otro lado, el señor Thomson debe tener un piso al lado de mi casa ya que si no no se explica tanta red wifi..igual es la causa de la crisis inmobiliaria, que ha comprado demasioadas casas y no puede pagarlas..

un parpadeo desde la fría pero cálida capi

Elpenor dijo...

No fue Borges, sino Monterroso; no era de su padre, sino de su pueblo; no se trata de un campo de golf, sino del Campo dei Fiori con la imponente figura de Giordano Bruno mirándote desde su pedestal entre los puestos del mercado; en fin que no estás sólo, ni siquiera lejos, y menos samba y más trabajar, jodído llorica...

P.D. He leído un poemario que te cagas, con perdón.

Anónimo dijo...

cual es el primer libro?

Allan dijo...

Mi ordenador también pilla la red de un tal Thomson... ¿qué significa todo ésto? ¿puede cundir ya el pánico o aún no? Me extrañaría que te leyeras los 190 libros que te has llevado... vas a leer los nuevos que te compres, y tampoco estoy seguro de ello... ¿Las pelis? te vas a ver las que haya en el cinetube... pero las que te has llevado... no creo. En definitiva, vas a hacer como hacías en tu anterior vida...
¿Hay Ikea en Alicante? Google dice que aún no... pues lo de escribir te va a costar un poco...

Anónimo dijo...

Mucha, mucha, mucha suerte!!!! Animo con el cambio, que seguro ira genial...anda que irte a vivir auna urbanizacion de campo de golf...jajajajja de parla a la vida de jubilado ingles...y apuntate a clases de golf que tambien juegan muchas niñas monas :P
Espero que tu nueva tienda este muy bien y que lo mas importante que ty estes a gusto!
Beso
Clara

Danilo T. Brown dijo...

Hola a todos
Gracias por vuestras palabras de ánimo y por la necesaria retroalimentación.
El primer libro es... no puedo decirlo. Al menos no ahora.

Jo, mi cuerpo se me está revelando, será hijo de puta.

Cinderella dijo...

Bienvenido a Alicante! No tiene mucho que ver con Madrid, pero tenemos la playa cerquita y por lo que he leido, vives en el golf, zona nueva de Alicante. Espero que te hagamos sentir como en casa. Un saludo y surte!